viernes, 28 de septiembre de 2018

Cae la cantidad de malware en Android, pero no hemos de confiarnos

Las detecciones de malware para Android cayeron un 27,48% en el primer semestre del año en comparación con el mismo período del pasado curso y un 12,87% respecto al segundo semestre de 2017.  Noticias positivas, al menos a primera vista, en cuanto a las ciberamenazas que se ciernen sobre los dispositivos móviles con Android. O lo que es lo mismo, las vulnerabilidades que podrían poner en jaque a más de 2.000 millones de usuarios (cifra de mayo del pasado curso) que confían en esta plataforma abierta con un robot verde como icono.
Y es que, pese a la aparición de conocidos malware como RottenSys (que infectó a 5 millones de dispositivos en Android) o a los errores ya preinstalados en más de 10 modelos de móviles Android vendidos por principales operadoras estadounidenses detectados por Kryptowarelo cierto es que la cantidad de problemas de seguridad en este sistema operativo se ha reducido notablemente entre 2017 y 2018.
Así lo asegura un estudio de ESET, en el que se pone de manifiesto cómo las detecciones de malware cayeron un 27,48% en el primer semestre del año en comparación con el mismo período del pasado curso y un 12,87% respecto al segundo semestre de 2017. 
La mayoría de este malware, siempre según esta fuente, procede de tres países cuanto menos, discutibles: Irán (16%), Rusia (14%) y Uganda (8%).  Se corrobora así la premisa generalizada de que estas naciones son auténticos caladeros de ciberamenazas y los principales actores a tener en cuenta en la ciberguerra que se avecina.
Centrándonos en el caso de las vulnerabilidades en Android, hasta junio se han hecho públicos 322 errores de seguridad, un 38% de todas las que se conocieron en 2017 (cuando se registró un récord de 842 agujeros). De todos ellos, el 23% eran críticos y el 13% permitía la ejecución de código malicioso. 
Por comparar. en el caso de iOS  estamos hablando de 124 vulnerabilidades conocidas en lo que va de año, que representan el 32% de todos los errores publicados en 2017, y menos de la mitad de las encontradas en Android en 2018. Eso sí, el porcentaje de agujeros críticos es similar a Android, con un 12% de vulnerabilidades críticas. Por otro lado, las detecciones de malware para iOS disminuyeron un 15% con respecto al primer semestre del pasado año, pero aumentaron un 22% en comparación con el segundo semestre de 2017.