lunes, 19 de febrero de 2018

Poder y fragilidad de nuestra vida digital

Ya no concebimos nuestra vida sin los artilugios digitales que nos rodean y nos la facilitan…, o eso creemos. Nuestro trabajo, nuestro hogar, nuestras amistades, nuestras finanzas domésticas, etc. penden de procesadores y algoritmos cuyo control escapa a nuestras manos, por mucho que tengamos la sensación contraria. Pero es cierto es que la tecnología digital tiene la virtud de otorgarnos un poder hasta hace poco desconocido, el poder de acceso a la información casi ilimitada, y el de comunicación instantánea sin límites de espacio y en tiempo real.

>>>Leer el artículo completo>>>